TITANICUS TACTICAE

TACTICAS CON TITANES EN BATALLA

El uso de titanes en batallas de Warhammer 40K resulta siempre algo espectacular, aunque generalmente restringido a grandes batallas. Pero el usar un titán no consiste solamente en ponerlo en el campo de batalla y empezar a apuntar sus armas, ya que eso puede desembocar en su destrucción a manos de cualquier contrincante con dos dedos de frente. Y el perder un titán en batalla es algo de lo que la moral tarda decenios en recuperarse...

Debilidades

Un titan puede parecer algo indestructible en el campo de batalla: máximos niveles de armadura, campos de vacio, etc. pero en realidad tienen puntos debiles que cualuquier contrincante avispado puede usar. El primero es su debilidad frente a ataques cuerpo a cuerpo contra personajes con una buena arma contra vehiculos... y hay muchas. En el arsenal de cualquier raza del 40K hay un monton de armas que penetran con facilidad en la mas gruesa de las corazas, o que directamente la ignoran, y si ese personaje llega hasta situarse en contacto con el titán, el titan va a recibir casi seguro un impacto sin poder hacer nada en ese turno (y en el suyo tampoco esta nada claro que logre quitarse de encima a un enemigo con unas caracteristicas medianamente decentes).

El ejemplo más claro de esto lo tenemos en la batalla de la 2ª quedada de Warhammer en Madrid, de la que podeis ver fotos en la seccion de almacenaje. En esa batalla tropas imperiales apoyadas por un titan Warhound estaban rodeadas y asaltadas por una horda tiranida. El titán masacró decenas de enemigos a distancia y no sufrió daños por los disparos que recibió... hasta que en el 4º turno los tiranidos desbordaron las lineas imperiales, un tirano de enjambre se lanzó contra él cuerpo a cuerpo y en un solo turno lo reventó, directamente y con facilidad. El pobre titán no tuvo ni una oportunidad.

Esto significa que todo titán no puede estar solo en el campo de batalla, necesita llevar apoyo en forma de tropas que le protejan de asaltos directos. Esto funciona exactamente igual que los regimientos acorazados actuales, en los que los carros de combate no van solos por el campo de batalla, sino apoyados por su infanteria mecanizada que les protege de ataques directos de la infanteria enemiga.

Asi que un transporte blindado con unas cuantas tropas listas para cubrir al titán y parar el ataque del enemigo el tiempo suficiente para que el titán lo funda a distancia. Si un monstruo como Abbadon ataca a un titan cuerpo a cuerpo, el titan está condenado, pero si le paran en su ataque unos cuantos y humildes guardias imperiales, lo siguiente que el Archihereje verá sera la boca del cañon de un destructor de plasma, y nada sobrevive a eso.

Enemigos como los eldar son especialmente peligrosos en esto, ya que sus veloces vehiculos pueden colocarles directamente junto al titán en apenas un turno, flanqueando tus tropas de apoyo, como tambien puede pasar con enemigos infliltrados o similares.

Otra posibilidad es dotar al titán de capacidad de transporte de tropas. Un Warhound no la tiene, pero un Warlord o una gargant orka si, con lo que las tropas de apoyo pueden permanecer tranquilamente protegidas dentro del titán hasta que su presencia haga falta.

Selección del armamento

Siempre una cuestión complicada, pero en este caso yo creo que hay una premisa fundamental: vas a tardar años en tener tu titán listo, le vas a dedicar horas y horas para que sea lo más espectacular del universo, luego ponle el armamento que mejor le quede esteticamente, y ya le sacaras partido, pero intentar afinar con esto con algo como un titán no tiene sentido (y si tu titán te lo has comprado en Forgeworld gastandote los billetazos, las armas son fijas, asi que una preocupación menos).

En cualquier caso siempre conviene una mezcla hetereogenea y eclectica de armas: una contra las unidades mas acorazadas enemigas, como otros titanes, tipo multilaser, laser de pulsos o destructor de plasma, otra contra masas de infanteria o vehiculos ligeros, tipo megabolter y una tercera de uso general, tipo lanzamisiles.